Adiestramiento específico para caza

Abr 06 2016
Valora este artículo
(4 votos)
Adiestramiento especifico del perro para la caza Adiestramiento especifico del perro para la caza

Iniciación de cachorros a la caza:

Existen muchas acciones populares que, hoy por hoy, se siguen utilizando y está totalmente demostrado que son contraproducentes para el desarrollo cinegético de nuestros perros. La famosa caña, alicortar las piezas, el uso de globos y petardos y un largo etc... son acciones que pueden repercutir en verdaderos problemas en el futuro inmediato con nuestros canes.

Mucha gente ante estas afirmaciones suelen contestar que toda la vida lo han hecho y que han tenido muchos perros buenos. Mi pregunta siempre es la misma, ¿Y cuantos perros has tenido que quitar? La realidad es que no son conscientes de que son ellos, con estos actos, los que han estropeado los que podrían haber sido unos grandes perros.

Las primeras experiencias en la caza de nuestros cachorros son las que marcan totalmente su futuro. Hacerles una iniciación adecuada a cada individuo, capitalizando sus virtudes y moldeando sus defectos va a marcar claramente la diferencia.

Tenemos que darnos cuenta que en esta etapa de su aprendizaje son como esponjas, que todo lo empapan y aprenden, tanto lo bueno como lo malo. Si no hacemos las cosas bien, es casi seguro que en el futuro nos encontremos con problemas. Una perfecta presentación de la caza, las primeras muestras, el instinto de prelación de cada cachorro, los primeros tiros y el cobro deberían ser experimentados por nuestros alumnos sin defectos de formas.

La iniciación que realizamos con los cachorros en la caza consiste en dar las primeras experiencias de caza a nuestros perros y trabajar con ellos lo siguiente:

  • EL USO DE LA NARIZ COMO PRINCIPAL SENTIDO DE LOCALIZACION
  • LA MUESTRA, SU DURACION Y DISTANCIA
  • LAS PRIMERAS DETONACIONES
  • LA LLAMADA JUNTO CON EL COBRO

Estos son los trabajos que adaptamos a cada perro de una forma natural y progresiva.

 

Corrección  de conductas:

Un buen perro de muestra debería nacer con unas pautas intrínsecas por las cuales sus instintos de caza estarían latentes, y así es en la mayoría de los casos. La búsqueda, la muestra, el patrón y el cobro deben formar parte de su propia genética, pero a veces esto no sucede, bien sea por exceso de pasión, falta de cabeza o porque durante su crecimiento o iniciación en la caza hemos cometido fallos.

Son muchos los perros con defectos de forma estos problemas se presentan a muchos de los cazadores, tarde o temprano. Dentro de nuestro trabajo de corrección de conductas trabajamos temas como:

  • MUESTRAS CORTAS O INEXISTENTES
  • DISTANCIAS EN LA MUESTRA
  • FALTA TOTAL DE PATRÓN
  • GUÍAS ALOCADAS
  • NO ENTREGAR LA CAZA, COMÉRSELA, ENTERRARLA O NO EMBOCARLA
  • BÚSQUEDAS ALOCADAS Y DESORDENADA
  • DISTANCIAS DE BÚSQUEDAS

La correción de conductas consiste en solucionar cualquiera de estos problemas manteniendo intacta la pasión e iniciativa del perro, adaptando cada individuo a las necesidades de su propietario.  

Visto 1007 veces
Inicia sesión para enviar comentarios