Últimosartículos

Resumen de los últimos artículos sobre adiestramiento de perros de caza que hemos publicado

En nuestro anterior artículo "El collar de impulsos eléctrico" contaba la importancia de realizar un buen uso del collar de impulsos eléctrico en el adiestramiento de nuestros perros de caza. En el mercado tenemos collares con alcances que van desde los 200 metros mínimo, hasta los 2000 metros de máximo (tal vez haya alguno de mayor alcance, pero lo desconozco).

En los perros de muestra, enseñaar la orden de quieto es un ejercicio fundamental que nos sirve de gran ayuda en nuestro día a día, ya sea en casa, en nuestras jornadas de caza o en la competición. En esta ocasión vamos a ver cómo podemos trabajar el quieto a distancia, un ejercicio que nos permitirá “parar” a nuestro perro cuando este esté alejado de nosotros.

La orden elegida es e chisteo o chiiiiist, una orden poco “molesta” que nos permitirá mandar el quieto a nuestro perro a unas distancia corta y media.

Estamos en el siglo XXI, es la era de la tecnología, de la robótica y la inteligencia artificial entre otras muchas innovaciones. Nuestros hogares están repletos de aparatos complicados pero de manejo muy simple. Casi todos los aparatos tienen mando a distancia, todo funciona con botones y todo aparentemente es fácil, basta con apretar un botón.

Esa misma facilidad a la que tenemos acceso es la que a veces nos complica la vida, porque hacemos del botón el centro del mundo y nos

El impaciente Yako

Mar 13 2017 Publicado en Casos reales

POR FIN. Después de unos cuantos años, este martes 14 de Marzo del 2017 a las 20,00 horas se va a estrenar en el canal Caza y Pesca del Movistar plus, el primero de los 4 capítulos de la serie Adiestrando al Grupo 7.

Cada mes se estrenara un capitulo nuevo, con casos reales, de los que os iremos informando y atendiendo desde esta, vuestra página, así como de nuestros canales sociales como Facebook o Youtube, sobre cualquier duda que tengáis al respecto de los distintos temas que irán apareciendo en los programas.

Un buen cobro de nuestras piezas de caza abatidas es algo fundamental en el ejercicio de la caza. A todos nos desagrada ver caer una pieza y que nuestro compañero de caza no la localice, o si lo hace, este se haga con ella y no nos la traiga donde nosotros nos encontramos. Si ademas nuestro cazadero habitual es de esos complicados donde tenemos que tirar a perdices lejanas, en asomos y con mucha maleza, el perro y un buen cobro se hace totalmente indispensable.

El cobro es uno de los ejercicios más difíciles de trabajar, ya que son muchísimas las variaciones y casuísticas que pueden llegarse a producir para que un perro no cobre o cobre de manera incorrecta. El cobro podemos dividirlo en tres fases.

            El mayor error que podemos cometer es adquirir un cachorro poco antes del desvede general. Comenzamos a contar rápidamente que edad tendrá para el día que se abra la veda,...ummm muy joven, bueno para diciembre ya tendrá 7 meses, a ver, a ver,... si creo que en diciembre o los últimos días de enero lo podré sacar, este es un futuro campeón ¡seguro!

            ¿No os ha pasado nunca esto? Seguro que si, es normal, es bueno tener ilusión, tener buenas expectativas, pero hay que tener presente la realidad, ese perro que tenemos en la perrera o en casa esperando el gran día es UN CACHORRO y como tal debemos exigirle, es decir nada. Teniendo esta premisa clara como el agua de manantial no habrá problema alguno, pero “claro” también es el hecho de que en esta sociedad actual somos presos de las prisas, y esa prisa se contagia a cualquier actividad. En adiestramiento o en caza, las prisas son malas consejeras, hay que desecharlas. De eso precisamente va a tratar este artículo.

Pasados ya unos meses desde el cierre de la veda y ya en los albores de la primavera parece que nos vuelven las ganas de salir de nuevo al campo con nuestros perros. Es bueno perrear siempre que tengamos cuidado de no perjudicar ni entorpecer la cria de los animales que en estos momentos hacen sus nidos. A los perros les viene muy bien esas salidas para mantener su tono físico, mental y para mantener su olfato, si, el olfato también es algo que debe entrenarse, mantenerse.

Hace tiempo leí un artículo que decía que el cazador español se gastaba de media unos 1.200€ en la compra de una escopeta. No tengo la misma estadística sobre la compra de perros, pero me atrevería a decir que de media se gasta unos 250€ en la compra de un cachorro. El ejercicio de la caza en mano está formado de forma unívoca por un binomio de escopeta y perro. Entonces ¿Por qué esta desproporción? ¿Es 6 veces, si atendemos al gasto medio, más importante la escopeta que el perro?