Curiosidades

Curiosidades

En este apartado de nuestro blog iremos publicando artículos y videos sobre aspectos curiosos de los perros de caza y del adiestramiento canino. Artículos, metodologías, casos prácticos, materiales o tendencias en el adiestramiento del perro de caza que nos ayuden a entender y mejorar nuestra relación con nuestros perros.

            El mayor error que podemos cometer es adquirir un cachorro poco antes del desvede general. Comenzamos a contar rápidamente que edad tendrá para el día que se abra la veda,...ummm muy joven, bueno para diciembre ya tendrá 7 meses, a ver, a ver,... si creo que en diciembre o los últimos días de enero lo podré sacar, este es un futuro campeón ¡seguro!

            ¿No os ha pasado nunca esto? Seguro que si, es normal, es bueno tener ilusión, tener buenas expectativas, pero hay que tener presente la realidad, ese perro que tenemos en la perrera o en casa esperando el gran día es UN CACHORRO y como tal debemos exigirle, es decir nada. Teniendo esta premisa clara como el agua de manantial no habrá problema alguno, pero “claro” también es el hecho de que en esta sociedad actual somos presos de las prisas, y esa prisa se contagia a cualquier actividad. En adiestramiento o en caza, las prisas son malas consejeras, hay que desecharlas. De eso precisamente va a tratar este artículo.

Pasados ya unos meses desde el cierre de la veda y ya en los albores de la primavera parece que nos vuelven las ganas de salir de nuevo al campo con nuestros perros. Es bueno perrear siempre que tengamos cuidado de no perjudicar ni entorpecer la cria de los animales que en estos momentos hacen sus nidos. A los perros les viene muy bien esas salidas para mantener su tono físico, mental y para mantener su olfato, si, el olfato también es algo que debe entrenarse, mantenerse.

Hace tiempo leí un artículo que decía que el cazador español se gastaba de media unos 1.200€ en la compra de una escopeta. No tengo la misma estadística sobre la compra de perros, pero me atrevería a decir que de media se gasta unos 250€ en la compra de un cachorro. El ejercicio de la caza en mano está formado de forma unívoca por un binomio de escopeta y perro. Entonces ¿Por qué esta desproporción? ¿Es 6 veces, si atendemos al gasto medio, más importante la escopeta que el perro?

Bird Dog es una prueba de caza que pese a ser en España una prueba joven, en Estados Unidos y otros países suramericanos como México, tiene gran tradición y multitud de seguidores. Las pruebas de Bird Dog son desarrolladas por personas sin ningún tipo de interés más que su ilusión y pasión por los perros de caza y los perros de muestra.

La caza de la becada se realiza por normal general en montes o bosques con espesa vegetación que en la mayoría de los casos nos impide ver la posición de nuestro perro. Por este motivo, desde hace años, los cazadores de becadas, y también, de forma general, aquellos que cazan en zonas con mucha maleza, utilizan ciertos accesorios para facilitar la localización de sus perros, principalmente cuando estos entran en muestra al localizar una arcea o chocha.

En la cultura cinegética todos hemos oído en alguna ocasión en alguna tertulia o charla entre cazadores, “voy a sacar al cachorro con tal o cual perro a ver si aprende”.

El tema del perro maestro, o mejor dicho, esta creencia popular y bastante arraigada del perro maestro, no podía dejarlo en el tintero al tratar sobre la inteligencia canina y sus formas de aprendizaje. Quiero dejar claro que solo es eso, una creencia para enseñar a un cachorro, basándose en que este acompañe a un perro adulto experimentado para que aprenda de él.

Siguiendo con nuestros artículos sobre el aprendizaje de los perros y después de los artículos “Como aprenden los perros” y “Aprendizaje por asociación en los perros” en este segundo artículo sobre la asociación y el condicionamiento, repasaremos con ejemplos claros el condicionamiento y veremos como la capacidad de memorizar y retener experiencias de nuestros perros influye en su aprendizaje

Todos los animales "cazadores" y en especial todos los cánidos necesitan cazar para poder alimentarse y sobrevivir. Para poder realizar esta interacción biológica, un depredador necesita tener la capacidad de localizar su presa, seguirla y capturarla en lo que podemos denominar secuencia de predación. Este instinto que en los cánidos debe ser innato, en ocasiones debido principalmente a la "humanización" o "domesticación" de algunos ejemplares tiende a desaparecer.

En el anterior artículo “como aprenden los perros” hacíamos una introducción al modo de aprendizaje de los canes, en el que comentamos que la inteligencia de los perros era muy diferente a la de los seres humanos Pues bien, veamos los sistemas de aprendizaje de un perro: