Adiestramiento del perro de caza

Adiestramiento canino profesional para tu perro de caza. Especialistas en perros de muestra: Pointer, Braco Alemán, Epagneul Breton, Setter Inglés y todas las razas del grupo siete
Servicios de Adiestramiento

Servicios de Adiestramiento

Adiestrar es potenciar virtudes y pulir defectos de los perros. ¿Qué es necesario para adiestrar?. Primero entender el lenguaje del perro y después que el perro entienda el nuestro. Podemos decir entonces que adiestrar es aprender idiomar interespecíficos.

En segundo lugar un método de adiestramiento y unas formas de aplicar ese método. Métodos hay muchos, formas de aplicarlo solo una por cada método, bueno dos: la forma correcta y la incorrecta

¿Cómo sabremos cual es cual? Solo la observación y la experiencia nos harán ver la “forma” correcta con cada individuo, independientemente a la raza que pertenezca, ya que si se puede hacer una generalización es esta. Todos los perros “aprenden” de la misma forma, por ASOCIACIONES.

 

Lo primero de todo, queremos dejar muy claro que no es lo mismo ADIESTRAR que ENTRENAR. La mayoría de disciplinas de concurso (caza práctica o pruebas de primavera) solamente requieren de entrenamiento específico, y en la mayoría de las ocasiones, un adiestramiento muy limitado. Este se reduce a que el perro realice de forma correcta el respeto al vuelo y al tiro, nada más.

Obviamente, el perro de competición debe poseer una búsqueda enérgica y metódica con el estilo propio de la raza, con un buen posicionamiento en el terrerno, y con una muestra firme cuando localiza la pieza, dando tiempo a su conductor a servirle el punto.

Sin embargo otras disciplinas de concurso, en nuestra opinión, mal llamadas disciplinas inferiores, si que requieren de un adiestramiento bastante completo y mucho más complejo como es el caso de los perros de San Huberto: Respetos al vuelo, tiro y pelotazo, así como trabajar una búsqueda organizada para potenciar la efectividad del perro y una obediencia perfecta. Potenciación de cobro y consolidación de entrega, todo ello procurando no coartar las aptitudes naturales de búsqueda del perro, cosa por otro lado harto complejo, ya que hay que trabajar en diferentes tipos de terreno y vegetación.  

Así pues dentro de nuestro adiestramiento del perro de caza para competición trabajamos y reforzamos:

  • RESPECTO AL VUELO Y AL DISPARO
  • BUSQUEDA
  • COBRO
  • OBEDIENCIA

Para más información no dudes en contactar con nosotros.

Si un buen adiestramiento en todas sus facetas es algo que, indiscutiblemente, hace que un buen perro de perdices pase a ser un perro excepcional, en el perro de becada no pasa lo mismo. La orografía de los terrenos, el bosque, la leña y hasta la misma becada son aspectos totalmente distintos y como tal los debemos tratar.

El perro de becada debe ser una mezcla de inteligencia, iniciativa y temple, y sobre todo debe ser un compañero que no cometa fallos de forma.La muestra, el patrón, la guía y un buen cobro deben acompañarlos en cada jornada si verdaderamente queremos disfrutar con ellos. Pero el gran reto al que nos enfrentamos, es que todas estas acciones las tienen que realizar fuera de nuestro campo visual, por lo que casi nunca nos podemos apoyar en comandos que refuercen cualquier acto.

La guía debe de ser por iniciativa propia del perro, si es que la becada apeona y quiere poner tierra de por medio, pero claro está, siempre guardando la distancia suficiente como para que no levante el vuelo.

El patrón debe ser algo automático si no queremos dar con nuestras esperanzas al traste, pudiendo llegar a estropear la muestra de los demás perros en el caso de llevar alguno que no respete a patrón.

Como becadero, estos son los aspectos principales que trabajamos con los perros destinados a esta apasionante caza, lo demás, se lo dejamos a las becadas que ellas a la larga, también se encargaran de ponerlos bien en su sitio.

Iniciación de cachorros a la caza:

Existen muchas acciones populares que, hoy por hoy, se siguen utilizando y está totalmente demostrado que son contraproducentes para el desarrollo cinegético de nuestros perros. La famosa caña, alicortar las piezas, el uso de globos y petardos y un largo etc... son acciones que pueden repercutir en verdaderos problemas en el futuro inmediato con nuestros canes.

Mucha gente ante estas afirmaciones suelen contestar que toda la vida lo han hecho y que han tenido muchos perros buenos. Mi pregunta siempre es la misma, ¿Y cuantos perros has tenido que quitar? La realidad es que no son conscientes de que son ellos, con estos actos, los que han estropeado los que podrían haber sido unos grandes perros.

Las primeras experiencias en la caza de nuestros cachorros son las que marcan totalmente su futuro. Hacerles una iniciación adecuada a cada individuo, capitalizando sus virtudes y moldeando sus defectos va a marcar claramente la diferencia.

Tenemos que darnos cuenta que en esta etapa de su aprendizaje son como esponjas, que todo lo empapan y aprenden, tanto lo bueno como lo malo. Si no hacemos las cosas bien, es casi seguro que en el futuro nos encontremos con problemas. Una perfecta presentación de la caza, las primeras muestras, el instinto de prelación de cada cachorro, los primeros tiros y el cobro deberían ser experimentados por nuestros alumnos sin defectos de formas.

La iniciación que realizamos con los cachorros en la caza consiste en dar las primeras experiencias de caza a nuestros perros y trabajar con ellos lo siguiente:

  • EL USO DE LA NARIZ COMO PRINCIPAL SENTIDO DE LOCALIZACION
  • LA MUESTRA, SU DURACION Y DISTANCIA
  • LAS PRIMERAS DETONACIONES
  • LA LLAMADA JUNTO CON EL COBRO

Estos son los trabajos que adaptamos a cada perro de una forma natural y progresiva.

 

Corrección  de conductas:

Un buen perro de muestra debería nacer con unas pautas intrínsecas por las cuales sus instintos de caza estarían latentes, y así es en la mayoría de los casos. La búsqueda, la muestra, el patrón y el cobro deben formar parte de su propia genética, pero a veces esto no sucede, bien sea por exceso de pasión, falta de cabeza o porque durante su crecimiento o iniciación en la caza hemos cometido fallos.

Son muchos los perros con defectos de forma estos problemas se presentan a muchos de los cazadores, tarde o temprano. Dentro de nuestro trabajo de corrección de conductas trabajamos temas como:

  • MUESTRAS CORTAS O INEXISTENTES
  • DISTANCIAS EN LA MUESTRA
  • FALTA TOTAL DE PATRÓN
  • GUÍAS ALOCADAS
  • NO ENTREGAR LA CAZA, COMÉRSELA, ENTERRARLA O NO EMBOCARLA
  • BÚSQUEDAS ALOCADAS Y DESORDENADA
  • DISTANCIAS DE BÚSQUEDAS

La correción de conductas consiste en solucionar cualquiera de estos problemas manteniendo intacta la pasión e iniciativa del perro, adaptando cada individuo a las necesidades de su propietario.  

En la caza en puesto, contar con un buen compañero que te cobre las piezas y te las traiga al puesto es todo un lujo. Para conseguir que nuestros perros cumplan este cometido de forma correcta es necesario realizar con ellos un adiestramiento específico. Dentro de las diferentes razas de perros contamos con razas especialistas en estas lindes como son los Retrievers, principalmente el Labrador Retriever o el Golden Retriever, aunque cualquiera de nuestros perros de muestra pueden dar perfectamente la talla. Dentro de los peros de muestra son las razas continentales, como el Epagneul Breton o el Braco Alemán, las más idóneas para este cometido, debido a que suelen  tener un instinto de cobro más arraigado.

La elección de cada individuo en esta modalidad es primordial. Los perros que se vayan a dedicar al cobro en puesto fijo, deben contar con un gran instinto de cobro y a ser posible con un buen cobro natural, es decir, que el ir a por las piezas, las emboquen y las lleven, aunque sea más o menos bien, a su propietario. Esto debe ser algo natural en el perro, es más, me atrevería a decir que debería ser algo pasional.

Entonces, muchos os preguntareis: "Si el perro ya cobra de forma natural ¿para que lo vamos a adiestrar"?. Muy sencillo, para que lo haga de una forma ordenada y a nuestra orden. No es lo mismo un perro que anda deambulando por los alrededores del puesto y en muchas ocasiones nos espanta la caza, que un perro que se mantiene quieto al lado del puesto, sentado y atento a donde van cayendo las piezas para ir rápidamente a traerlas a la orden de su amo.

Pues de esto se trata su adiestramiento, con un plus que les solemos dar y es el "tierra a distancia". Mediante este ejercicio, conseguimos además que nuestro perro se tumbe y se quede quieto a un comando determinado de nuestro silbato.  Esto nos sirve para que en el caso de que nos vallan a entrar nuevas piezas al puesto, y si nuestro perro está cobrando alguna por los alrededores, podamos dejarlo inmóvil y tumbado a cualquier distancia. De esta forma evitamos que en su deambular no nos espante las posibles capturas.

adiestramiento perro para puesto2

Así pues en el adiestramiento del perro para puesto fijo trabajamos principalmente:

  • QUIETO
  • SENTADO
  • JUNTO
  • COBRO A LA ORDEN 
  • TIERRA A DISTANCIA

Si quieres más información o tienes alguna  cuestión sobre el adiestramiento para puesto fijo que realizamos no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

La idea de este CD me surge buscando una herramienta que me ayudara en mi trabajo diario con los perros. Algunos clientes me decían: mi perro tiembla mucho cuando oye petardos, mi perro se esconde cuando truena o mi perro gruñe cuando hay fuegos artificiales.

Muchos de los perros que me traían padecían miedo a los tiros. Otros eran muy sensibles a ruidos fuertes, tales como tormentas, fuegos artificiales, coches, motos, etc. En definitiva, la sensibilidad auditiva por lo general no estaba centrada en un solo ruido, y si conseguía tratarlos todos de una forma positiva, obtenía unos resultados más rápidos. 

El Therapeutic Positive sound es un CD pensado para la prevención, habituación y tratamiento de la sensibilidad auditiva (miedo a los ruidos) de los perros. Está diseñado bajo un riguroso estudio, por el cual nuestros perros se habitúen a todo tipo de ruidos y volumen, de una forma positiva. De esta forma, y una vez realizado el tratamiento, nuestros perros habrán superado sus miedos a los ruidos, pasando estos a ser algo normal en su día a día.

Las experiencias realizadas fueron muy positivas, recuperando perros con estas fobias en plazos cortos. Los perros de compañía prácticamente no daban problemas, pero con los de caza había que trabajar algo más, ya que casi todos habían relacionado el ruido que les atemorizaba con la detonación de la escopeta o con la pieza de caza. En estos casos, además del CD, seguía un tratamiento adicional,  incluyendo caza por el campo y salir con ellos. Inicialmente este ejercicio se realiza sin escopeta, de forma que los perros, al no tener ni imágenes ni ruidos negativos, recuperaban rápidamente su pasión por la caza.

Una vez conseguido esto, a continuación incluíamos la escopeta en el ejercicio, pero sin disparar. Finalmente, el último paso consiste en disparar y abatir la pieza.

Este CD es una herramienta básica para ayudar a nuestras mascotas a prevenir y corregir sus miedos a los ruidos y ayudarles a vivir de mejor manera.