PERROS DE CONCURSO Destacado

Jun 05 2019
Valora este artículo
(0 votos)

PERROS DE CONCURSO ¿SIRVEN PARA CAZAR?

Jesús Barroso de la Iglesia

 

Cuando hablo de perros de concurso, obviamente no me estoy refiriendo a concursos morfológicos vulgarmente conocidos como concursos de belleza canina, no, me estoy refiriendo a los distintos tipos de concursos de trabajo específicos para perros de muestra.

Dentro de estos concursos específicos para perros de muestra tenemos los de procedencia teutona, destinados a perros polivalentes: Pruebas de campo y agua, rastros de pelo, rastros de sangre, etc… Bien en principio nadie duda de la capacidad de estos perros para cazar en una jornada normal en cualquier parte de nuestra geografía. También tenemos concursos de San Huberto que aunque no sean exclusivos para los perros ya que el cazador puntúa más, pero forman un binomio del cual tampoco nadie duda de su capacidad para la caza real.

El problema lo solemos encontrar en los concursos tipo field trial, esto es los denominados “Caza Práctica” para continentales y británicos y la otra variedad, la “Primavera” para continentales que se traduce en las razas británicas en BC (búsqueda de caza) y GB (gran búsqueda).

Vistos los tipos de concurso vamos a ver el tipo de cazadores que tenemos. Para mi hay dos tipos bien diferenciados:

  1. El tipo más abundante son los que quieren disfrutar cazando con el perro.
  2. El tipo más escaso son los que quieren al perro para disfrutar de la caza.

Podríamos nombrar otro tipo más que sería el que solo quiere cazar sin importarle el perro, pero como podréis comprender, ese tipo de gente para mí no merece ni dos minutos de mi tiempo. Por suerte es el grupo más minoritario.

¿DONDE ESTÁ EL PROBLEMA?

El problema radica en los cazadores del tipo A que aunque disfrutan cazando con su perro, su prioridad no es el perro si no la percha. Una jornada “bolo” no entra entre sus preferidas.

Sin embargo el cazador tipo B que disfruta de su perro mientras caza, al cual le ha dedicado tiempo, le va a dar más importancia al lance que a la percha, suele ser ese cazador que sin muestra no encara la escopeta, que no mira a las perdices revoladas por otros nada más que para ver donde se “tiran”, aunque le pasen a distancia de tiro.

Antes veíamos los tipos de concurso y decíamos que esos perros no eran de dudosa valía para cazar y sin embargo los dedicados a concursos de field trial si ¿por qué? Por varias razones:

1.- velocidad

2.- distancia

3.- ímpetu

4.- pasión

Estas cuatro premisas que también residen en el perro de caza, son muy elevadas en el perro de concurso, es decir, demasiada velocidad, demasiada distancia, demasiado ímpetu y demasiada pasión. Ante esto el cazador comienza a llamar locos a estos perros ya que no se ve capacitado para dominarlo, para hacer que cace como él quiere.

Entonces el problema es de estos perros, ¿o es del cazador que lo elige sin estar capacitado o formado para modelar estas cuatro premisas?

¿A ver si ahora voy a tener que estudiar para cazar con un perro? Pregunta típica del cazador que no sabe cazar con perro de muestra. Ese es el gran problema, no sabemos y por ello no dejamos al perro que muestre, por eso muy pocos muestran perdiz salvaje, no los dejamos, bueno, no los dejáis.

Efectivamente un perro que cojamos de un field trial, hoy, no nos va a servir para cazar en mi coto mañana. Necesita un tiempo de adaptación para que se autoregule en velocidad, para que dosifique. Los concursos duran 15 minutos escasos, la jornada de caza 6 horas en adelante ¿en que cabeza cabe que Usain Bolt puede siquiera terminar la marathon de Vallecas? Necesitaría entrenar durante muchísimo tiempo y el tiempo que haría sería ridículo en comparación con el del keniata que la gana siempre.

¿Los hijos de esos perros valen o no para cazar? Por supuesto y si los dedicamos a ello desde cachorros lo harán mucho mejor que sus padres. Un perro de concurso comienza cazando señores y solo aquellos que destacan por unas cualidades muy superiores al resto son los elegidos para dar el salto. Entonces comienza su entrenamiento, y adiestramiento. Alguna vez lo he explicado ya en redes sociales, si cogemos dos hermanos de una misma camada y los entrenamos de diferente forma uno cazará sin problema 6 horas dosificándose  y el otro concursará 15 minutos dándolo todo, vaciándose en ese tiempo. Ambos tienen las mismas cualidades que han sido modeladas por nosotros para una u otra cosa ¿entendido?

Bien, y ¿por qué hay gente que sigue viendo esos perros en un turno corriendo a gran velocidad y alargándose decenas de metros, cuando no centenas y aseveran que esos en su coto no ponen una perdiz?. Por ignorancia, la gente cree que es la perdiz la que no se deja mostrar, no se dan cuenta de que es el perro el responsable de mostrar o no, jamás la perdiz.

Lo he explicado cientos de veces, si quieres que tu perro muestre las perdices de tu coto, esas que son las más bravas del mundo mundial sin parangón alguno en ningún lugar de la tierra, solo tienes que seguir estas pautas básicas fundamentales:

1.- Educa a tu perro, no importa que se alargue siempre que te obedezca y muestre.

2.- No dispares jamás sobre nada que no haya mostrado tu perro

3.- Saca a tu perro todo lo posible que huela, corra, disfrute y haga buen binomio contigo.

Te garantizo que haciendo eso, tu perro, si es de muestra, mostrará las perdices salvajes.

Visto 237 veces Modificado por última vez en Jun 05 2019
Jesus Barroso

Adiestrador con más de 20 años de experiencia. Colaborador activo en prensa especializada como Perros de Caza, web del grupo V o Federcaza. Profesor en numerosos cursos sobre adiestramiento del perro de caza.

 695 368 411    jbsensei@hotmail.com

Inicia sesión para enviar comentarios