Adaptación al beeper para perros de caza

Oct 28 2016
Valora este artículo
(2 votos)
Adaptación al beeper en los perros de caza Adaptación al beeper en los perros de caza

La caza de la becada se realiza por normal general en montes o bosques con espesa vegetación que en la mayoría de los casos nos impide ver la posición de nuestro perro. Por este motivo, desde hace años, los cazadores de becadas, y también, de forma general, aquellos que cazan en zonas con mucha maleza, utilizan ciertos accesorios para facilitar la localización de sus perros, principalmente cuando estos entran en muestra al localizar una arcea o chocha.

Todos conocemos las famosas campanas, un elemento clásico que a dia de hoy sigue acompañando a muchos perros del norte de nuestro país. Pero como en otras facetas, el avance de la tecnología ha introducido nuevas herramientas con las que localizar a nuestro perros, desde el beeper al GPS,

Pues bien, en esta ocasión vamos a explicar algo sencillo pero que en muchos casos, si no se hace de la manera correcta, puede provocar problemas  en nuestros perros. El beeper es un elemento que se pone en el collar del perro que emite unos sonidos que nos permiten localizar a nuestro perro. El beeper se puede configurar principalmente mediante dos opciones:

  • Suena un sonido cada 8 segundos y un sonido continuo cuando el perro entra en muestra
  • Solo suena de forma continua cuando el perro entra en muestra

La adaptación de nuestro perros al sonido del beeper nos evitará problemas. ¿Como cuales? Pues básicamente se pueden presentar dos casos.

Vamos a imaginar que llega la temporada de caza y sacamos a nuestro perro con el beeper puesto en el modo de silencio y sonido continuo cuando entra en muestra, que es lo más habitual en casi todos los cazadores. Pues bien, si el perro localiza una becada y el beeper comienza a sonar, lo mas normal es que nuestro perro se asuste.

Esto, con varias experiencias, puede detonar en que nuestro perro de caza coja miedo, y asocie el olor de la becada a que algo suena y me asusto. No sé si os habréis fijado en perros muy cazadores que andan muchísimo en el monte pero que nunca encuentran nada ¿es así? Seguramente no. Estos perros asocian el olor de la becada con el sonido y lo único que hacen cuando "barruntan" esa becada se alejarse de ahí.Pues este es el primer caso que puede ocurrir por una mala adaptación al beeper.

Además de esto, puede darse una segunda situación. Imaginemos que el perro como antes está en muestra y ahora nosotros estamos cerca del perro. Este, al sonar el beeper lo saca de la concetración y se lanza sobre la becada y se la matemos. Si esto lo realizamos varias veces, nuestro perro puede asociar que cada vez que suene el beeper debe lanzarse a por la becada porque nosotros se la matamos, es decir, el beeper puede ser la señal para que el perro rompa la muestra.

 

Para solucionar esto, realizaremos un tratamiento por inundación. Este tratamiento consiste en "inundar" al perro de sonido hasta que este pasa totalmente desapercibido y no significa nada para él. Para ello, inicialmente "amortiguamos" el sonido para que este sea más suave, poniendo un poco de algodón o cinta aislante en la salida de sonido del beeper. Una vez hecho esto, podéis colocar el beeper en el canil un rato cada día (una o dos horas), emitiendo sonido cada 8 segundos. Además de esto es importante salir a pasear con el collar beeper puesto. Esto poco a poco, hará que nuestro perro se vaya acostumbrando al sonido, consiguiendo por tanto el efecto que buscamos.

Después de un tiempo, nuestro perros ya estarán habituados al sonido y, ahora si, podremos disfrutar de la caza de la becada sin ningún temor.

Visto 3526 veces Modificado por última vez en Oct 31 2016
Victor Esandi

Adiestrador profesional por la RFEC y autor del libro "De la monta a la caza". Colaborador en programas cinegéticos como "Desveda" o "Adiestrando al grupo 7". Actualmente adiestrador oficial en coto Valdorba.

  676 197 845    victoresandi@hotmail.es

Medios

Inicia sesión para enviar comentarios